Atrás

Convertir un programa de talento interno en una marca deseable.

CATEGORÍA

Branding
Comunicación
Estrategia

CLIENTE

Spark

¿Lo has sentido alguna vez?

Así empieza la campaña, con tono a Dylan, para el programa Graduate de Puig.

Y es que no es casual que Timothée Chalamet interprete a Bob Dylan en su próxima película y es que aquellos que lo adoran, la generación Z, vive con la nostalgia de los valores que les impregnaron sus padres, tíos y amigos de estos; la generación X, la primera que mostró tener consciencia y expresarla.

Así mismo fue como afrontamos la identidad y la campaña para el programa Graduate de Puig, en la que escribimos un manifesto, casi una canción inspirada en Dylan y sus coetáneos y como no inspirados también por los fundadores de Puig; los de la compañía y los fundadores de sus marcas, aquellos que tenían el fuego por crear algo nuevo, grande, pero también la responsabilidad de saber que toda acción tiene un impacto.

El talento, sin carácter, no sirve de nada.